Skip to content

Tortas Ahogadas: Un Bocado de Sabor y Tradición Mexicana

14 August, 2023
torta-ahogada-recetas-mexicanas

La gastronomía mexicana es famosa por su diversidad de sabores, ingredientes y platos emblemáticos que han trascendido fronteras. Uno de estos platos icónicos es la “torta ahogada”, una delicia culinaria que combina la suavidad del pan con la intensidad de los sabores típicos de México. En este artículo, te llevaremos a un viaje a través de las tortas ahogadas, explorando su origen, características y cómo preparar esta sabrosa delicia en la comodidad de tu hogar.

Un Poco de Historia y Origen

Las tortas ahogadas tienen sus raíces en la ciudad de Guadalajara, en el estado de Jalisco, México. Este plato es un ejemplo de cómo la creatividad culinaria puede surgir a partir de la combinación de ingredientes simples y sabores audaces. Se dice que la torta ahogada nació cuando alguien decidió sumergir una torta rellena de carnitas en salsa picante de chile de árbol. Desde entonces, este plato se ha convertido en un emblema de la cocina jalisciense y mexicana en general.

Características de las Tortas Ahogadas

La esencia de las tortas ahogadas radica en su nombre: literalmente, son “tortas” sumergidas en salsa. Estas tortas se componen de birotes salados, un tipo de pan crujiente y delicioso que absorbe los sabores de la salsa de manera perfecta. El relleno suele ser carnitas, un platillo a base de cerdo cocido lentamente hasta que se vuelve tierno y jugoso. Lo que realmente distingue a las tortas ahogadas es la salsa picante de chile de árbol que se vierte sobre ellas, “ahogándolas” en un mar de sabor.

Receta de Tortas Ahogadas

¿Te gustaría disfrutar de este manjar en casa? Aquí tienes una receta para preparar tortas ahogadas:

Ingredientes:

    4 birotes salados (puedes usar bollos o baguettes como alternativa)

    2 tazas de carnitas de cerdo (puedes cocinarlas previamente o comprarlas)

    6 chiles de árbol secos

    3 dientes de ajo

    1 taza de agua

    Sal al gusto

Instrucciones:

    En una sartén caliente, tuesta los chiles de árbol secos durante unos minutos hasta que se vuelvan fragantes. Retíralos del fuego y quítales los tallos y las semillas.

    En una licuadora, combina los chiles tostados, los dientes de ajo, una taza de agua y sal al gusto. Mezcla hasta obtener una salsa suave.

    Calienta las carnitas en una sartén o en el microondas.

    Abre los birotes por la mitad y rellénalos con las carnitas calientes.

    En un plato hondo, coloca la torta rellena y vierte generosamente la salsa picante sobre ella, asegurándote de que esté bien empapada.

    ¡Listo para servir! Acompaña tus tortas ahogadas con cebolla picada, limones y salsa adicional si deseas un toque extra de sabor.

Las tortas ahogadas son un tesoro culinario que no solo llenará tu paladar de sabores intensos, sino que también te acercará a la rica tradición gastronómica de México. Con su combinación única de ingredientes y su mezcla audaz de sabores, las tortas ahogadas son una experiencia culinaria que vale la pena probar y compartir. ¡Buen provecho!